4 + 20

En el On-Demand del concierto de cumpleaños de Pedro Aznar escuché esta rola, ¿así me sentía hace 3 años?

Four and twenty years ago, I come into this life,
The son of a woman and a man who lived in strife.
He was tired of being poor and he wasn’t into selling door to door
And he worked like the devil to be more.
A different kind of poverty now upsets me so.
Night after sleepless night, I walk the floor and I want to know- why am I so alone?
Where is my woman can I bring her home? Have I driven her away? Is she gone?
Morning comes to sunrise and I’m driven to my bed.
I see that it is empty and there’s devils in my head.
I embrace the many colored beast. I grow weary of the torment, can there be no peace?
And I find myself just wishing that my life would simply cease.

#crosby,stills,nash&young

5

Mañana mi hijo cumple 5 años. Está muy emocionado. Que rápido ha pasado el tiempo. Que gozo ha sido verlo crecer. Con su voz finita y su tono particular. – Papaaaaá, tengo seeed. Quiero algo refrescaaante. – Papaaaá, quiero hacer pipiiiiii.
Es valiente como pocos, no llora hasta sentir la aguja. Sus abrazos son un intercambio de luz. No regala besos, uno y ya está.
– Te amo papá. Me dice casi por dormir. Y a mi el tiempo me parece que me quiere jugar una broma cruel. Sigue siendo mi bebe, aunque el diga lo contrario. Feliz iniciación a los 5 mi pequeño angel.

Gracias por despertarme y traerme de nuevo a mí. #carapazon #erucasativa

Esta es tu canción.

2018, el recuento.

Este año lo puedo resumir en una sola palabra: familia. Por eso mis hashtag favoritos fueron #teamoduga y #trioperfecto.

Lo que mas disfrute fue, preparar el desayuno mientras mis hijos ponen la música (eye of the tiger, gonna fly now, going the distance, s.o.b., believer), bailar la misma canción una y otra vez (bonito). Desvelarme jugando box, escondidas o viendo una película. Ver sus sonrisas al recibir sus regalos (legos, hotwheels, xbox).
Escuchar la voz del pequeño a las 6.30 de la mañana. Papá, despierta, ya salio el sol, vamos a jugar carritos.
El mayor contándome lo último de superheroes, películas, y series. Sin faltar la lista de mujeres guapas, modernas y leyendas.

Fuimos a caminar (aka hiking) al Cañón del Cascabel, a las cascadas escondidas en Rancho Casian, al Cerro Colorado en algunas ocasiones, a Bajamar (Rosarito) un par de veces, al Balboa Park (SD) con invitada especial, que también nos acompaño a Hacienda Santa Veronica (Tecate).

Al zoológico de Caliente fuimos con mis sobrinas, y al Rancho Ojai con mi abuelo, tios y primos.

Estuvimos en el concierto de Jorge Drexler y Jarabe de Palo. Desayunamos algunas veces en el restaurante Los Pelícanos (Rosarito). Fuimos al cine (Avengers fue nuestra favorita), vimos la saga completa de Rocky y muchas series. Jugamos lotería, uno, ajedrez, y video juegos. Hicimos casitas de carritos con madera y las destruimos.

Por las noches agradecimos el estar juntos, tuvimos platicas interesantes y reconfortantes. Aprendimos que es parte de la vida los fracasos, y que los éxitos se dan luchando sin rendirnos por lograr eso que queremos.

Por mi parte, he sido constante en mi entrenamiento físico (crossfit), que me ayudo a hacer dos veces el paseo en bicicleta Rosarito – Ensenada y a bajar unos cuantos kilos. Me integre con el grupo de ciclistas Otay Night Riders con los que recorrí Zona Río, Centro y Otay.

Conocí personas interesantes, tuve desayunos; noches de película; noches de vino, mezcal y whisky; intoxicantes salidas nocturnas. Reencuentros con ex compañeros de la prepa.

En deportes, Trevor Hoffman entro al Salon de la Fama, América fue campeón. Chargers están teniendo una gran temporada. Padres con jugadores jóvenes que prometen.

Que en este 2019 sigan las noches de fiesta, solo para locos. Como dice mi pequeño, aquí en casa todos somos locos. Que sigamos creciendo como seres humanos, que sigamos disfrutando juntos de tantos buenos momentos.

Feliz 2019. El 2018 se ha ido y me ha dejado una enorme sonrisa. 😀

Amo a mi familia.